En lo que va del año, el Sistema Integral de Aseo Público de León recolectó 5.5 toneladas de pilas. Las baterías cuentan con metales pesados como mercurio, plomo, cadmio, y zinc que resultan ser componentes tóxicos.

El director del SIAP, José Roberto Centeno Valadez, detalló que existen más de 300 puntos de acopio en tiendas Oxxo, oficias gubernamentales, institutos educativos y empresas, para que las personas tengan lugares para disponer de forma adecuada de las pilas.

En los puntos de acopio se reciben los diversos tipos de pilas que existen en el mercado: baterías eléctricas a base de mercurio o de níquel-cadmio, alcalinas (AA, AAA, C, D, y botón varios tamaños), de níquel-cadmio (AA, AAA, C y D), y de litio (AA, AAA, C, D y botón, varios tamaños).

Una vez que los residuos se recolectan de los puntos de acopio se llevan a un área para su acopio temporal, para posteriormente ser trasladados a la empresa que les dará el destino final adecuado y evitar contaminantes en el medio ambiente.

Detalló que en lo que va del año se acopiaron más de 5.5 toneladas de pilas. Recordó que las baterías cuentan con metales pesados como mercurio, plomo, cadmio, y zinc que resultan ser componentes tóxicos que pueden provocar daños al entorno y a la salud.

«Cada año acopiamos 15 toneladas, con la participación ciudadana podemos ir erradicando que se depositen en el relleno sanitario”, puntualizó.